La fundación alerta por Colombia fue creada en el año 2003 por el señor Juan Ricardo Lozano A debido a su gran acogida y reconocimiento nacional como artista y humorista del tradicional y popular programa colombiano “sábados felices”. Juan Ricardo Lozano gracias a su gran talento ha podido recorrer el país y ver de manera real las problemáticas sociales, culturales y políticas de nuestro querido pueblo colombiano, es por esta razón que se despierta su sentido de solidaridad y cooperación por los más pobres y desprotegidos es decir por las poblaciones más vulnerables del país y como idea se forma la Fundación que lleva su nombre e imagen “fundación Alerta por Colombia”.

Con ayuda de un gran equipo y talento humano (artistas, amigos, familiares), la fundación toma fuerza y empieza por ayudar a las personas discapacitadas con el lema "un solo pie un solo corazón" regalando a las personas que solo tenían un pie calzado nuevo esto fue gracias a la empresa calzado “Papin” industria santandereana, luego ya se adhirieron médicos logrando así jornadas fono audiológicas para los niños de escasos recursos de Bogotá dándoles diagnostico y entregando así su respectivo audífono, jornadas recreativas, de aseo, ayudando con donaciones(ropa, comida, frazadas, lazos, etc) a nuestros compatriotas víctimas de desastres naturales en especial Quetame y Honda.

Esta fundación tiene el propósito de suplir y apoyar las necesidades mas inmediatas de una población o sociedad, en crisis o en estado de vulnerabilidad

Su principal objetivo es crear identidad en cada uno de los actores implicados en situaciones difíciles, incentivándolos para que sean miembros activos del desarrollo de aquellas propuestas y recuperación de sus problemáticas haciéndose productivos y útiles en la sociedad. En un sentido de empuje y colaboración la fundación a lo largo de estos años a liderado muchas actividades donde se ha llevado amor y esperanza a muchas personas del país

pero que sabemos que no es suficiente porque la sociedad colombiana atraviesa por situaciones difíciles, pero gracias al equipo y a la iniciativa que ha tenido la fundación se logra llegar a los mas damnificados y brindar raticos de esparcimiento, y alegría, claro está con el propósito de inyectar entusiasmo en las labores que cada individuo o sociedad haga de su problema dando soluciones que perduren y sean sostenibles. Cabe agradecer a las personas que a lo largo de todo este tiempo, nos han apoyado y ayudado en esta ardua labor de ayudar al que más lo necesita sin esperar nada, de manera desinteresada porque realmente el reconocimiento es la satisfacción personal de haber hecho realidad los sueños y esperanzas de muchos niños, niñas, adultos, abuelos. Poblaciones vulnerables…el reconocimiento son las miles y miles de sonrisas y que en muy seguramente se seguirán dando a lo largo y ancho del territorio colombiano creando así toda una sinfonía de armonía y paz que tanto necesitamos.

Ver Más